¿Es obligatorio asegurar la comunidad de vecinos?

¿Es obligatorio asegurar la comunidad de vecinos?

Siempre que hablamos de seguros pensamos en lo más cercano… el hogar, el vehículo, la salud… pero no nos planteamos que un seguro en nuestra comunidad de vecinos podría cubrir algunas de esas cosas y podríamos ahorrárnoslo de nuestro bolsillo. Respondiendo a la pregunta con la que titulamos el post, no es obligatorio contratar un seguro, pero en algunos lugares como Valencia o Madrid sí se necesitan coberturas en responsabilidad civil y de incendios, por lo que les sale más rentable el paquete completo.

Centrándonos en Málaga, repetimos que no existe obligatoriedad, pero un seguro en la comunidad puede ayudarnos bastante. ¿Cuál es el problema entonces? Amigos míos, intentad poner de acuerdo a vecinos de todo un edificio para que inviertan algo más en proteger la comunidad de algo que, probablemente, no pase. Si tenéis interés por contratarlo, leed nuestro post para conseguir algunos argumentos para la siguiente junta:

Bienes que podemos asegurar en nuestra comunidad

1. Infraestructuras. Por supuesto, si aseguramos el lugar donde vivimos, ha de haber una cobertura completa. De este modo están protegidas las viviendas, los locales y, muy importante, las zonas comunes.

2. Trasteros y garajes, siempre y cuando estén integrados dentro del recinto de la comunidad.

3. Elementos de seguridad o decoración, como toldos, puertas, rejas…

4. La instalación de los suministros básicos, como luz, agua y en algunos casos, hasta la antena de televisión.

5. Mobiliario de las zonas comunes del edificio

Coberturas del seguro en la comunidad de vecinos

Con un seguro de este tipo ocurre lo mismo que con los que conocemos habitualmente, ya que las coberturas las contratamos nosotros. Como es obvio, a más dinero, más seguridad. De todos modos, y  a fin de estandarizar este servicio, las compañías han creado un “seguro multiriesgo” que comprende lo más común que puede ocurrir y que suele satisfacer las necesidades de los comuneros, pero tened en cuenta que la letra pequeña en algunas ocasiones es traicionera y debéis andar con mil ojos a la hora de contratar.

Como ayuda, os dejamos un listado de coberturas básicas que vuestra comunidad necesita:

  1. Daños materiales. Estos son los más frecuentes y los más caros de tratar, y enmarcan los daños por incendio o explosión, por agua, por atasco en tuberías y mucho más.
  2. Responsabilidad civil, para los pagos de indemnizaciones, por ejemplo
  3. Defensa jurídica para asesorar a los vecinos y asumir los costes de un juicio

Como os decimos, podeís contratar algunos extras, entre los que se encuentran las coberturas ante robo, daños estéticos, reconstrucción de jardines, accidentes de los empleados de la comunidad, etc.

Importante: ¿qué NO cubre el seguro?

Debéis ser responsables ante el seguro. Llevar el mantenimiento del edificio y del hogar al día nos ayudará a no llevarnos más de un disgusto, ya que, si llamamos al seguro por tener nuestra comunidad en mal estado o por un acto de mala fe del asegurado, el perito podrá decir, con la ley en la mano, que el seguro no tiene por qué cubrir el daño ocasionado. Resumiendo y siendo prácticos, hay que dejar atrás los fraudes al seguro.

Por lo tanto, lo importante es que mantengáis vuestra comunidad protegida con un buen seguro y además llevéis al día el mantenimiento para evitar siniestros indeseados. Repetimos que hay que tener cuidado a la hora de contratar una póliza para la comunidad, por lo que os aconsejamos que contéis con profesionales en este aspecto, como puede ser SERINCOSOL Administración de Fincas, por ejemplo. Escribidnos sin ningún pudor, nosotros siempre estaremos encantados de atenderte y de velar por vuestra seguridad y la de vuestra vivienda.

Entradas relacionadas

Déjanos tu comentario