Conseguir ingresos extra en la comunidad

Conseguir ingresos extra en la comunidad

Podéis reconocerlo, no pasa nada, no estáis solos: La cuesta de enero es una realidad en los bolsillos de todos. Es normal, la navidad es la época en la que solemos consumir más (682 euros de media este año, en concreto) y se han sumado gastos inesperados como la subida de la luz de la que os hablamos la semana pasada.

Como os decimos, la cuesta de enero es conocida y temida por todos y, sumada a la cantidad de propósitos de año nuevo que nos obligamos a cumplir, suele dejarnos agotados, estresados, frustrados y sin blanca. Vaya manera de comenzar el año, ¿no? Desde nuestro despacho os aconsejamos que os relajéis, que no os abruméis con esos propósitos y que no os preocupéis por esos dichosos gastos, porque os traemos una sugerencia que puede interesaros a vosotros y a vuestros vecinos.

¿Qué os parece si… conseguís ingresos extra gracias a vuestra comunidad? Brillante, ¿verdad? Os explicamos cómo:

1.Alquilar la antigua vivienda del portero

Seguro que vuestro edificio o finca, si tienen más de 15 o 20 años, tienen una casa destinada al que era portero donde los gastos de luz y agua van incluidos. Como últimamente este oficio se ha ido perdiendo, en muchas ocasiones nos encontramos con esos habitáculos vacíos o llenos, pero de trastos. Si os ponéis de acuerdo y le dais un lavado de cara adecuado, no os resultará difícil encontrar un inquilino, ya que suelen estar situadas en los mejores lugares de la comunidad. Esto puede suponer, dependiendo de las características y el tamaño de la vivienda, un ingreso de entre 400 y 1.000 euros.

 

2. Viste tu edificio con publicidad

Podéis aprovechar la buena ubicación de vuestro edificio (si está cerca de una autovía o en una avenida amplia) para alquilar vuestros metros de fachada y añadir un cartel publicitario. Esta opción es muy común mientras se realiza una obra, el anunciante suele ser el “patrocinador” de esa restauración de la fachada y, muchas veces, puede conseguirse el dinero suficiente para pagarla por completo.

Otra variante es la publicidad con carteles o rótulos luminosos en el tejado. Como os decimos, todo depende de la ubicación y la visibilidad de vuestra comunidad, pero ya os adelantamos que las empresas que suelen estar interesadas son las de telefonía, coches, viajes, moda, perfumería y seguros. Normalmente es el propio anunciante el que se encarga de la instalación, ya que están acostumbrados a ello, de modo que solo tendréis que preocuparos de:

  • Hacer cálculos para comprobar que es rentable (tened en cuenta que el consumo eléctrico correrá a cargo de la comunidad)
  • Conseguir el porcentaje necesario de votos positivos para llevarlo a cabo (suele ser las tres quintas partes)
  • Cumplir los requerimientos de la ordenanza municipal vigente en vuestra ciudad

 

3. Instalar una antena de telefonía móvil

Esta es una de las alternativas más comunes y más controvertidas al mismo tiempo dados los miedos generados en torno a la radiactividad que pueden desprender (podéis leer más en este artículo de Móvil Zona). De todos modos, y centrándonos en lo que nos trae ahora aquí, es preciso conseguir el visto bueno del 60% de vecinos y del Ayuntamiento y así podremos disfrutar de esos ingresos que oscilarán entre los 9.000 y los 30.000 euros.

 

4. Alquilar espacios comunes

No tenemos por qué centrarnos solo en los espacios del edificio, podemos ser creativos y pensar en el resto de zonas comunes. Si vuestra comunidad tiene salones, pistas deportivas e incluso zona de barbacoa, podemos lanzarnos a ponerles precio y buscar gente ajena a la comunidad que quiera disfrutarlas.

 

5. Rodar anuncios o películas

Las empresas de publicidad también buscan ubicaciones cotidianas para sus spots, por lo que, si tenéis una comunidad bien cuidada o peculiar, quizás podría interesaros poneros en contacto con ellas y probar suerte. Haced un listado de las mejores características y convencedles de que tienen que elegiros. Eso sí, aseguraos de que la empresa está en regla, cuál es su proyecto y que cuente con un seguro a todo riesgo por posibles desperfectos.

6. Subvenciones públicas y créditos colectivos

En caso de que necesitéis hacer frente a una derrama importante y varios vecinos os tengáis dificultades económicas, podéis recurrir a estas opciones. Consultad a vuestro administrador de fincas (y si no lo tenéis, poneos en contacto con nosotros) a qué subvenciones podéis acceder e informaos acerca de estos préstamos, que al ser colectivos, suelen adaptarse mejor a las condiciones de todos.

 

Por último, os hablamos de un truco infalible: el ahorro. Intentad no desperdiciar luz ni agua en casa, instalad en la comunidad dispositivos de ahorro de energía, contratad un seguro de hogar más competitivo y, por qué no, tratad de individualizar los gastos todo lo posible. Está demostrado que los vecinos son más cuidadosos ya que, quien consume más, paga más. ¡Pura psicología!

Esperamos que consigáis más ingresos extra gracias a estos consejos. ¡Hasta la próxima!

Entradas relacionadas

Déjanos tu comentario